Comer con las manos no solo tiene que ver con tradiciones, sino también con nuestro instinto, ya que hacerlo es considerado como una extensión de nuestros sentidos, pues gracias a ello podemos olfatear, sentir la textura de nuestros alimentos y su temperatura. Así que no te puedes sentir culpable cuando instintivamente quieras chupar tus dedos […]