fbpx

Abre la boca y di “brunch”

No es desayuno ni comida, pero es sensacional y muy sabroso. El brunch, como su nombre lo dice, es la combinación del desayuno (breakfast) y almuerzo (lunch); un concepto originado en Inglaterra en el siglo 19, pero popularizado en los Estados Unidos en las primeras décadas del siglo pasado. ¿Su propósito? Pues dormir más tiempo los domingos y unir dos comidas en una para disfrutar la mañana en pijama o reponer energías después de una guarapeta de campeonato.

Aunque no es una comida exclusivamente dominical, lo más común es sí, en efecto, disfrutar de un brunch en domingo alrededor del mediodía, acompañado por una cerveza o una mimosa porque, ¿por qué no? Por lo regular, el brunch se sirve a manera de buffet, donde se mezclan alimentos típicos del desayuno (fruta, pancakes, waffles) con algunas cosas un tanto más pesadas o asociadas a la comida, como carne, pollo, arroz o guisados. Obviamente en cada país– o en cada restaurante –el menú de brunch es ligeramente distinto, pero un suculento plato de chicken & waffles o un bagel con salmón siempre serán opciones adecuadas.

En la CDMX, todos los domingos, a partir de las 11:30, Pinche Bar se enorgullece en ofrecer el ya famoso y tradicional Tailgate Sunday Brunch, un espectacular buffet para toda la familia especialmente diseñado para disfrutarse durante los partidos matutinos de la NFL. Por eso el mote “Tailgate”, porque nuestro brunch incorpora también esa bonita tradición estadounidense de la fiestas o comidas tailgate, es decir, aquellas que los fanáticos de los deportes (especialmente el fútbol americano) realizan en el estacionamiento o las inmediaciones de un estadio algunas horas antes de iniciar el partido.

Y aunque en las reuniones tailgate se acostumbra que cada persona lleve algo, en nuestros Tailgate Sunday Brunch lo único que debes llevar para vivir un domingo totalmente distinto y particularmente delicioso es tu presencia, muchos amigos y un hambre voraz.

 

Deja una respuesta