fbpx

Santa Claus is comin’ to… Pinche Gringo BBQ

Y cantando ese clásico navideño de 1934, que ha sido «covereado» por más de una decena de artistas de todos los géneros musicales, es que queremos contarte con emoción que Santa visitará nuestros restaurantes y no puedes dejarlo pasar, porque podrás comer con él, entregarle tus cartas y tomarte una selfie. 

A partir de las 1:00 p.m. y hasta las 3:00 p.m. 

En Warehouse Santa estará el sábado 21 de diciembre. 

En Patio Santa estará el domingo 22 de diciembre. 

La entrada es gratuita y no necesitas hacer reservación.

Dicho lo anterior, ahora queremos contarte la historia de Santa y los regalos… ¿Estás listo?

El registro más antiguo de Santa se basa en un personaje turco del sigo IV.

No importa la edad que tengas, cada vez que se acerca Navidad, todos esperamos un regalo físico, o al menos simbólico, de uno de los personajes más famosos de todo el mundo: Santa Claus. Una celebridad que todos conocemos, pero de la que no sabemos mucho, ya que su origen, aspecto y relación con los regalos es un tanto ambigua y desconocida, motivo por el cual quisimos hacer un pequeño recuento sobre sus raíces, para descubrir juntos de dónde proviene la leyenda de nuestro querido gordo bonachón.

El registro más antiguo con el que contamos se encuentra en la historia del obispo cristiano Nicolás de Myra, quien vivió en el siglo IV en Anatolia, Turquía. Nicolás comenzó su carrera sacerdotal repartiendo todos sus bienes entre los necesitados de aquella época, después de la muerte de sus padres a mano de la peste. Posteriormente, el obispo sería recordado por haber regalado una bolsa llena de monedas de oro a tres mujeres provenientes de familias humildes. Se cuenta que Nicolás de Myra entró por una ventana para poner la bolsa de oro dentro de los calcetines de las mujeres, los cuales colgaban en la chimenea para secarse.

Sin embargo, el mito de Nicolás de Myra se transformaría en el siglo XVII, cuando los holandeses trajeron al ‘Nuevo Mundo’ la historia de Sinterklaas, o San Nicolás, un hombre barbado que, montando un caballo blanco, traía juguetes a los niños en la noche del 5 de diciembre. Más tarde, en 1809, el escritor Washington Irving deformaría el nombre de Sinterklaas para adaptarlo a Santa Claus, siendo esta una pronunciación más común para el idioma inglés. Luego, el poeta Clement Clarke Moore, agregaría más elementos a la historia que conocemos en la actualidad, ya que le daría a Santa Claus la tarea de entregar juguetes a los niños en las vísperas de Navidad, viajando en un trineo jalado por nueve renos, incluyendo a su líder, Rodolfo. Como dato curioso, el poeta describió a Santa como un ‘enano de cuerpo delgado’.

En 1863, el dibujante alemán-estadounidense Thomas Nast le dio a Santa su característica fisonomía, al dibujarlo en sus tiras navideñas en Harpers Weekly como un personaje gordo, barbón y vestido de rojo, inspirado en la descripción del poeta Clement Moore. Y, finalmente, en 1930 Coca-Cola obtiene los derechos del personaje, por lo que lo impulsa en todo tipo de campañas publicitarias para posicionarlo como el ser más feliz, y dadivoso, del planeta.

Como conclusión, podemos decir que, aunque el Santa que conocemos en la actualidad dista mucho del obispo Nicolás de Myra, su esencia y objetivos se mantienen intactos en el espíritu navideño que nos invade año con año, donde lo importante no es lo que se da, sino la intención de hacer feliz a nuestros semejantes con una muestra de cariño que recuerden por el resto de sus vidas.

Te esperamos en nuestros restaurantes el próximo 22 de diciembre en Warehouse y 23 en Patio para comer con Santa. Puedes consultar más eventos aquí.

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta