fbpx

¿Por qué se come pavo en Día de Acción de Gracias y Navidad?

El pavo es un alimento que ha estado presente en tierras norteamericanas desde tiempos pre-coloniales.

Ya estamos en la recta final del año, y junto con ello, se vienen dos importantes celebraciones, el Día de Acción de Gracias y Navidad. En estas fiestas, los más importante es llegar a casa para disfrutar de estas deliciosas fechas, las cuales se caracterizan por tener un platillo en común: el pavo. Cocinarlo es toda una tradición, convirtiéndose en el platillo icónico de la temporada, no solo de la cultura norteamericana, sino también de todo el mundo, por ello decidimos contarte todo sobre esta rica tradición, la cual se remonta a los orígenes de la sociedad estadounidense; y como sabes nosotros en PGBBQ nos gusta tener lo mejor de dos mundos.

Comencemos esta exquisita clase de historia con el Thanksgiving Day, o Día de Acción de Gracias, celebración que tiene sus orígenes en 1620, cuando el Mayflower zarpó de Inglaterra con 102 pasajeros rumbo al Nuevo Mundo para arribar 66 días después a la localidad de Plymouth, actual estado de Massachusetts. Tras pasar su primer invierno, los nuevos pobladores perdieron a la mitad de los suyos, por lo que su expectativa respecto su nueva vida no parecía ser nada prometedora.

Sin embargo, todo cambió un año después, cuando recibieron la visita de un par de indios de las tribus abanaki y pawtuxet, quienes amistosamente ensañaron a los colonos a pescar y evitar las plantas venenosas del lugar, ampliando sus conocimientos sobre el nuevo entorno al que habían llegado. Con este trabajo en conjunto llegaría la primera cosecha de maíz de noviembre, hecho que celebraran tanto indios como colonos con una fiesta que duró tres días, donde destacaron los platillos con granos y arándanos de parte de los europeos, así como la carne de ciervo y aves salvajes, entre las que se presume estaba el pavo, uno de los animales característicos del lugar. De esta manera nacería el primer Día de Acción de Gracias, el cual sería recordado posteriormente cada cuarto jueves de noviembre, al cenar un pavo relleno de pan de maíz acompañado con una deliciosa salsa de arándanos, recordando los elementos que estuvieron presentes en el banquete de aquel primer encuentro y colaboración entre ambos mundos.

Por otro lado, la historia del pavo y la cena de Navidad va todavía muchos más años atrás, ya que, de acuerdo con algunos historiadores, es en la cultura azteca que se origina esta tradición, específicamente en la celebración del Panquetzaliztli, donde los mexicas consumían diversos alimentos, entre ellos el guajolote, para celebrar el solsticio de invierno conmemorando la victoria de Huitzilopochtli sobre la diosa de la Luna. Sin embargo, los españoles llevarían esta tradición a Europa, solo que rebautizando a esta ave como gallina de indias, y más tarde como pavo, por lo que posicionarían este platillo como uno de los característicos de la cena de Navidad, emulando el papel que tenía esta rica comida en las celebraciones aztecas.

De esta manera nacería la deliciosa tradición norteamericana, que más tarde se extendería a todo el mundo, de comer pavo tanto en Día de Acción de Gracias, como en Navidad, pues su exquisito sabor recuerda no sólo la celebración de una fecha especial, sino también la experiencia de compartir un alimento que se ha caracterizado por unir a las personas a través de distintas generaciones.

Para este Día de Gracias, ven a dar gracias por nosotros disfrutando de nuestro menú especial, preparado con amor, los mejores ingredientes y las recetas tradicionales de Thanksgving, como debe ser.

 

 

Deja una respuesta