Ordena
en línea

Mac and Cheese, de la presidencia a... El patio

Macarrones con queso, uno de los platillos estadounidenses más tradicionales en la actualidad, pero, ¿siempre fue así? La historia de este sencillo y delicioso manjar indica que no. Las primeras referencias de este plato datan de hace más de 500 años, cuando la combinación de pasta, con queso y mantequilla se empezaron a visualizar en recetarios de las abuelas italianas, francesas y de otros países vecinos en Europa.

Fue el tercer presidente de los Estados Unidos, Thomas Jefferson, el culpable de popularizar el mac and cheese por toda su nación. Cuenta la historia que él los probó en Francia y en el norte de Italia hacia finales de 1700. Le gustaron tanto que pidió que le enviaran a Virginia una importante cantidad de sus ingredientes en un navío, para seguirlos disfrutando. Tal fue su apetito, que ordenó que se sirvieran como platillo estelar en todas sus reuniones, incluyendo las cenas presidenciales.

Décadas más tarde, una prima lejana de Jefferson, Mary Randolph, incluyó al mac and cheese en un libro de recetas que ella escribió: The Virginia Housewife. Gracias a esto, la receta comenzó a prepararse en los hogares del estado, y se expandió a estados vecinos como Carolina del Norte, Maryland, Kentucky y Tennessee. Pero fue hasta 1937, es decir, aproximadamente 237 años después, que se puso a la venta la primera cajita comercial con la receta. Sí, sí, esa cajita con los ingredientes que ahora podemos adquirir con facilidad en cualquier supermercado y prepararlos en cuestión de minutos.

Ahí fue su verdadera e imparable expansión. Estados Unidos atravesaba las secuelas de la llamada Gran Depresión económica que comenzó en 1929, por lo que no había dinero en los hogares. Sin embargo, una cajita de macarrones con queso que costaba 20 centavos de dólar podía alimentar con gran sabor a una familia de cuatro integrantes.

No hay marcha atrás. La receta se dio a conocer, se popularizó, se expandió, se comercializó y enamoró a cada paladar estadounidense. Ahora se consigue en todos los restaurantes del país.

Nuestro mac and cheese, es el plato estelar de las opciones de guarniciones del menú. Es una receta “secreta” y única creada por Pinche Gringo para que luego de cada bocado, de tu boca salga un: mhhh (que se puede traducir a yummi, ñom, qué sabroso, quiero más, etc., etc.).