Ordena
en línea

Ven a probar la cerveza de raíz

La historia de esta bebida de sabor peculiar y diferente tiene su origen en la Europa medieval, cuando la calidad del agua para beber era tan mala, que las personas, para saciar su sed bebían "small beer" una cerveza con bajos grados de alcohol. Hacer cerveza involucra hervir agua, purificándola, por lo tanto, era segura para beber.

Muchos años más tarde, en América, la "cerveza pequeña" también se convirtió en una bebida popular, sin embargo, los colonizadores mezclaron diferentes tipos de raíces para darle un sabor amargo, como la cerveza que conocemos, pero no como la cerveza de raíz de hoy, y así es como llega "la raíz" a la cerveza, pero no a su nombre.

Eso ocurrió hasta llegado el siglo XIX cuando el farmacéutico Charles Hires famoso por comercializar una bebida milagrosa y medicinal que lo curaba todo a base de hierbas, consideró que era más atractivo referirse a ella como "root beer" en lugar de "root tea", por obvias razones, y así fue como el nombre se popularizó por toda Pennsylvania, y se ha mantenido de esa forma hasta nuestros días.

Claro que ahora no se trata de una bebida medicinal que lo cura todo, sino de una bebida refrescante con aromas y sabores de zarzaparrilla y cerezo que, tal vez sí te cure algunas cosas como la sed, que podrás, además, disfrutar en nuestros restaurantes desde ya. ¡Ven a probarla y acompáñala con una porción de suculenta carne!